lunes, 28 de junio de 2010

"LA BIBLIOTECA"

 
   A los que nos gusta nuestro trabajo, nos suele ocurrir que envidiamos menos que nadie el de los demás. Para mí, que he trabajado en la empresa privada y como autónomo, esto de trabajar para la Administración tiene sus ventajas y sus cadenas. Me gusta trabajar cara al público -parados, estudiantes, mayores, niños-, no me gusta el dinero -aquí todo es gratis, menos las fotocopias-, estoy rodeado de libros y ordenadores aunque no leemos durante el trabajo, además hay que hablar "bajito" y no se puede fumar. Como veis, los que vais conociendo, me viene estupendo eso de no hablar y no echar cigarritos sino de vez en cuando.
En tiempos de crisis... "no me puedo quejar" (como dicen los cubanos); pues aún así hay gente con este tipo de trabajo que no para de quejarse, están amargados y amargan a los demás. Y es que "hay gente pa tó" como decimo en el sur. Eso sí, tenemos la jornada partida cosa que no gusta al típico funcionario "de ocho a tres". Desde este rincón os invito a todos a visitar la biblioteca que tengáis más a mano: os sorprenderá saber lo que se puede hacer dentro de ellas.
   Hace años algún "abogado" compañero de carrera me decía aquello de "¿qué hace un abogado trabajando en una biblioteca, pudiendo ganar mucho más dinero en otro sitio?"; el mismo abogado, diez años más tarde, me dijo: "¡Qué suerte tienes trabajando aquí! ¿qué hay que hacer para conseguir este trabajo tuyo?" A lo que yo contesté aquello de... "es muy largo de explicar". Adiós y un abrazo especial para los que estáis enamorados de vuestro trabajo ¡Que Dios nos bendiga!

No hay comentarios: